La sección de la Adoración Nocturna Española de Oviedo, inició sus actividades en el año 1.903, durante el mes de Enero, como así consta en el magnífico libro de Actas de la Sección Adoradora de Oviedo, que llega, por cierto a su "Primer Centenario" en unas condiciones de conservación difíciles de superar. Constituyendo por lo tanto una joya digna de ser expuesta dentro de los actos programados en la celebración del Centenario de la Adoración Nocturna Española en Oviedo.

Desde 1.884 regía la Diócesis Fray Ramón Martínez Vigil O.P. que dejó honda huella en la Iglesia de Oviedo, por su dinamismo, su bien hacer, su compromiso para conseguir una profunda renovación en la Iglesia dentro de nuestra circunscripción. Su trabajo dejó profundas huellas en la Diócesis. Marcó auténticos hitos a los que hay que referirse entre otros: el Seminario y Covadonga, tema este a los que cerraba el contenido de su primera Carta Pastoral.
Martínez Vigil recorrió íntegramente la Diócesis y participó en todos los proyectos más decisivos, entregó su vida por su labor pastoral. En Setiembre de 1.902, enfermo en su residencia veraniega de Somió, le impidió presidir los actos conmemorativos de la Consagración de la Catedral de Oviedo el 10 de Octubre. A su lado D. Angel Regueras López, Provisor y Vicario General, recibiría el encargo del Prelado de impulsar la Adoración Nocturna, tal como se refleja en el Acta de la Constitución de la Sección Ovetense, el 25 de Enero de 1.903.
Los contactos establecidos por el Prelado, el Provisor y Vicario General, el Párroco de San Tirso D. Francisco Javier Coto, con los Adoradores de Santander Manuel Edo Forpas y de Lugo Jesús González Mata y Pumarino y los Adoradores que compondrían el Consejo Directivo de la Sección de Oviedo: el M. I. Sr. D. Eduardo Grosi, canónigo de la Catedral de Oviedo, así como Luis Vallaure y Nicanor Fernández Berros, bajo la Dirección Espiritual de la Sección por el Provisor y Vicario General D. Angel Regueras López, designado por el Sr. Obispo, compondrían el Consejo Directivo de Oviedo, valorándose en toda su dimensión, el gran esfuerzo de los fundadores que con más de 120 Adoradores activos y 60 Honorarios inauguraron la Sección con cuatro Turnos:

                       I .- SANTA EULALIA DE MÉRIDA; PATRONA DE LA DIÓCESIS.
II .- NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES 
III .- SAN PASCUAL BAILÓN; PATRONO DE LA ADORACIÓN NOCTURNA.
IV .- SAN JOSÉ

      La primera Vigilia tuvo lugar en la Iglesia de San Tirso El Real, la noche del 16 al 17 de Mayo de 1.903.

En la tarde del 8 de Febrero de 1903 se reunieron bajo la presidencia del que fué primer Director Espiritual de la Sección de Oviedo, el M.I.Sr.D. Angel Regueras López, formando el primer Consejo de Sección:
Presindente  : D. Felipe Muñiz Blanco
Secretario     : D. Luis Vallaure Coto
Tesorero       : D. Rafael Díaz Agueria
Vocales         : D. Antonio María Valdes
D. Nicolás Casaprima
D. Emilio Galbán
Tomando posesión de sus cargos, adoptaron inmediatamente los siguientes acuerdos, poner la Sección bajo la advocación de Nuestra Señora de Covadonga; dar cuenta al Consejo Supremo de su constitución y designar Vice-Director Espiritual a D. Francisco Javier de Coto; agradeciendo a los adoradores Manuel Edo Formas de Santander y Jesús G. Mata de Lugo su colaboración y celebrar posteriores reuniones los días 10, 13 y 24 de febrero para iniciar la andadura de la Sección. 
El Comité Ejecutivo del Centenario en nombre de la Adoración Nocturna desea dejar constancia adelantando al sentir de todos los adoradores, que actualmente militamos en la Sección de Oviedo, nuestro deseo de GRATITUD hacia este grupo Directivo fundador que con su semilla y con la ayuda de Jesús Sacramentado llegaría a ser centenaria en la ciudad de Oviedo.